Cómo ha evolucionado en los últimos años la iluminación en el hogar

iluminacion-hogar

La invención del fuego es, indiscutiblemente, uno de los grandes inventos del ser humano. Se utilizó en sus orígenes, y se sigue usando hoy, para infinidad de propósitos, aunque a veces no tenemos en cuenta que fue precisamente la inclusión del fuego mediante antorchas en cuevas y otros recintos el precursor de los modernos sistemas de iluminación en el hogar y en todo tipo de espacios. Desde aquellas primitivas antorchas hasta la inclusión de la electricidad, los interruptores o los actuales leds se han ido sucediendo una gran variedad de opciones y tecnologías.

Primeros modos de iluminación

Hay investigaciones que estiman el uso de antorchas con una antigüedad de 500.000 años o más, así como su uso para cocinar alimentos. Mucho más reciente en el tiempo es uso de candiles alimentados con combustibles como grasas animales y aceites, cuyo uso podría remontarse a 50.000 años.

Las civilizaciones griegas y romanas ya usaban una importante variedad de lámparas y candiles de tamaños diversos y también de materiales como los cráneos de animales, la madera, los metales o la cerámica.

La revolución del gas

Durante la Edad Media todos estos sistemas mejoraron y se fueron diversificando, aunque la primera gran revolución llegaría ya a finales del XVIII e inicios del XIX con la invención de las primeras lámparas que funcionaban con gas.

El inglés William Murdoch fue el primero en instalar un sistema de estas características en una fábrica en 1795. Aunque sería el alemán Freidrich Winze quien patentaría la iluminación de gas en 1804.

A medida que avanzaba el siglo XIX más ciudades y hogares fueron introduciendo la iluminación de gas. Un invento precursor de la futura iluminación eléctrica como la que conoces hoy y que se puede manejar con interruptores de la marca Niessen, por ejemplo.

La electricidad, un paso de gigante

Pero si algo supuso un antes y un después desde el fuego fue la electricidad, la cual marcaría la segunda mitad del siglo XIX y se extendería de forma imparable por el mundo en el XX. Cuando pensamos en la iluminación eléctrica nos viene a la mente Thomas Edison quien, al contrario de lo que se cree, no inventó la bombilla, sino que la perfeccionó.

Fue el químico inglés Humphry Davy quien creó la primera lámpara eléctrica de arco. Aunque Edison sí fue el primero que encendió una lámpara eléctrica de filamento de carbono en Nueva York, en 1879.

Ya en el siglo XX los filamentos pasaron a ser de tungsteno y luego de wolframio. Posteriormente llegarían los halógenos, ahora en fase casi de extinción, y también la moderna iluminación mediante leds, mucho más eficiente y respetuosa con el planeta.

La extensión en los hogares

Las primeras iluminaciones de gas y eléctricas fueron para alumbrar las calles. De ahí se pasó a las fábricas y a los hogares. Actualmente te parece normal darle al interruptor y que se encienda la luz, pero esto es también bastante reciente. De hecho, su inventor fue John Henry Holmes, en 1884. A él y a otros grandes genios les debes gran parte de tus comodidades.

The following two tabs change content below.

Gengeek

En gengeek.es estamos apasionados por la tecnología porque es un campo del cual no dejas de aprender gracias a la cantidad y velocidad de creación de herramientas, dispositivos y demás